Haloterapia: Cómo funciona

La Haloterapia se lleva a cabo en una sala especial llamada Saltroom en la que las paredes, el techo y el suelo pueden estar total o parcialmente recubiertos por capas de sal mineral. El Halogenerador se encuentra situado en uno de los costados de la sala, este es el dispositivo que produce y libera a la sala las micro-partículas de cloruro de sodio necesarias para crear el ambiente de las minas de sal.

El Halogenerador aporta un flujo de aire limpio y seco saturado altamente, dispersando partículas cargadas negativamente con cloruro de sodio dentro de la sala terapéutica. El Halogenerador contiene un microprocesador que controla el nivel de partículas dentro de la sala y mantiene la concentración de cloruro de sodio de manera constante gracias a la información que recibe del sensor láser que se encuentra dentro de la sala. Esto hace que la primera ventaja de la Haloterapia de cuarta generación sea tener la concentración específica de aerosol seco que se necesita bajo condiciones controladas de temperatura y humedad relativa, que a diferencia de las minas/cuevas de sal no se puede controlar, consiguiendo una mayor eficacia de la terapia. 

La sal no solo se utiliza como decoración dentro de las Saltroom, ya que también ayudan a crear un ambiente aséptico dentro de la sala (saltroom), esto sumado a que la humedad relativa no supera el 40% dentro de nuestras salas y que el aire se renueva completamente cada diez minutos, evita el contagio y la propagación de hongos, virus y bacterias dentro de nuestras salas. 

 

Halogenerador de Halomed para Haloterapia en Saltroom